Los niños tienen una gran capacidad de convencimiento sobre sus padres para obtener lo que quieren. Desde su chupeta favorita hasta el juguete más costoso, pero ¿cómo pueden ellos determinar que ese producto es mejor que otros y por qué lo prefieren? Es el poder del marketing infantil.

Si bien los pequeños no van a pagar por un artículo, son ellos los que elegirán qué desean. He ahí la importancia de atrapar a los niños con la publicidad, debemos tener en mente que su opinión cuenta y tiene peso a la hora de que los padres realicen las compras.

El marketing infantil se aplica para productos que serán utilizados por niños mayores de tres años, pues a partir de esa edad son capaces de comunicar lo que desean. Si tu producto o servicio se enfoca en el público infantil tenés que conectar con los sentimientos, ya que los niños no tienen capacidad racional de determinar si es de calidad o no.

¿Cómo desarrollar una estrategia de marketing infantil?

La principal regla para desarrollar contenido dirigido a un público específico, es conocer cuál es la mejor forma de llegar a ellos, y en el caso de los niños no es la excepción, al contrario, este estudio debe ser mucho más meticuloso, no hay que subestimarlos.

La publicidad debe ser siempre audaz y dinámica, y debe dar la sensación de diversión porque ese es el principal interés de un infante, lo que hará que inmediatamente se conecten con ella.

Otro punto importante para crear empatía es la incorporación de niños en la campaña, pues ver a sus iguales jugando, riendo y divirtiéndose, los hará sentir una atmósfera de cercanía.

Leer  Marketplace de Facebook y cómo funciona

Pero no es suficiente con la simple promoción, este exigente público necesita algún tipo de “recompensa”. Si el producto trae un añadido tendrá el doble de valor, un ejemplo de esta estrategia son los huevos Kinder Sorpres, que destacan más por el juguete que por el chocolate, o la Cajita Feliz de McDonald’s que también los atrae por la promesa de un pequeño regalo de colección.

Además, incorporar personajes de caricaturas, series o películas que estén de modas, o bien que sean originales de tu marca o empresa, dentro de las campañas de marketing es siempre una buena técnica, incluso cuando el producto no está dirigido exclusivamente para niños.

Los tiempos han cambiado y el auge del uso de internet en niños menores de 10 años cada vez se incrementa más, por eso la publicidad programática para ellos cada vez será mayor, aunque la televisión continúa teniendo el liderazgo en ese aspecto.

El Marketing Infantil para toda la vida

Desde los dos años de edad, los niños comienzan a reconocer marcas, logos, colores, y canciones. Las empresas que tomen ventaja de ello serán las que en un futuro ellos probablemente consuman, porque existe una conexión forjada a través de los años. El marketing infantil no es solo para el presente sino también para el futuro.

Tené en cuenta que además de ofrecer un producto o servicio, la publicidad dirigida a niños debe ser educativa, pues influye en sus valores, creencias y aspiraciones, que son aspectos que condicionarán gran parte de su vida.

La importancia de una campaña de marketing infantil bien elaborada no solo se basa en las ventas o posicionamiento de la marca, es acerca de crear lazos con los pequeños consumidores para así convertirse en referencia.

Leer  Dominá Facebook con cursos de anuncios y contenido

Notas Relacionadas