Las redes sociales son influyentes? Millones de personas se conectan a diario a sus cuentas en distintas redes sociales, por eso no es casualidad que nuestro día a día se vea alterado por las cosas que vemos en ellas, incluso nuestras compras.

Entrar a Instagram o Facebook hace tiempo dejó de ser solo un momento para conversar y ver lo que hacían tus amigos. Estas plataformas son ahora grandes mercados de venta y promoción de productos. La información no solo llega por parte de las marcas sino también por los “influencers”, quienes constantemente recomiendan tiendas de ropa, maquillaje, comida y una infinidad de productos y servicios.

En las RRSS se vende absolutamente todo y la publicidad de los productos está, muchas veces, puesta de forma tan delicada que es muy fácil engancharnos con lo que vemos, especialmente si quien lo recomienda es una persona con credibilidad.

Más allá de la publicidad, los usuarios se fijan en gran parte en los comentarios que otras personas han dejado sobre el producto, ya que esto genera aún más confianza porque quien emite la opinión no está obteniendo un pago.

Recibir ofertas por parte de las marcas que seguimos o promociones especiales también influye en significativa en nuestras decisiones de compra.

Estos aspectos han provocado que los usuarios se vean cada vez más influenciados por las redes sociales a la hora de adquirir productos, eligiendo muchas veces artículos de marca o de gran costo solo por la presión que se genera con este tipo de publicidad en redes.

La mayoría de las personas que utilizan estas plataformas coinciden que es de mucha ayuda mirar videos de los productos, porque estos determinan si funcionan o no, y los datos sugieren que más de la mitad de los usuarios que ven un video donde se vende un artículo terminan comprándolo.

Leer  ¡Soñadores muchos, ejecutores pocos!

Además, la presencia de las marcas en las redes es fundamental para su crecimiento, ya que cerca de la mitad de los seguidores de una cuenta de venta, en algún momento se redirige a la tienda online, incrementando su número de ventas.

Son estos los puntos que, aunque pequeños e inofensivos, nos llevan a comprar un determinado producto. La presencia o recomendación constante de una marca hace que nos familiaricemos con ella y terminemos adquiriendo lo que ofrece.

El futuro de las ventas online

De acuerdo a un estudio de Deutsche Post DHL, para el año 2025 el 40% de las compras se harán vía internet, este crecimiento va ligado estrechamente a las redes sociales, porque ellas permiten dar a conocer nuevos productos a través de sus anuncios, lo que a su vez anima a las personas a comprar ciertos artículos.

Subestimar las redes sociales a simples canales de conexión entre amigos y familiares es limitarse. Su papel publicitario gana cada vez más fuerza y esto va potenciado por la gran cantidad de usuarios que estas plataformas manejan, este fenómeno demuestra que, quienes estén interesados en vender un producto o servicio, no pueden prescindir de una estrategia de marketing digital.

Sin duda alguna, estas plataformas se han convertido en una ventana de exposición para marcas, productos y servicios pero, además, son influenciadores directos de las decisiones de compras de las masas que no podemos pasar por alto.

Notas Relacionadas