Instagram le ha dado un giro a su estrategia de mercado al lanzar IGTV, una nueva opción que permite a sus usuarios crear videos mucho más largos, ofreciéndoles la posibilidad de tener su propio canal en la plataforma y posicionándose como la nueva competencia de YouTube.

Vivimos en la era de los influencers, y las redes sociales se han convertido en un medio para ganar popularidad y dinero, desde hace varios años el mercado de videos ha sido liderado por YouTube, pero ¿podría el recién llegado IGTV marcar el decenso del rey?

Dale un giro a tu pantalla

La nueva opción de Instagram fue lanzada el 20 de junio, y en cuestión de días se ha convertido en una de las actualizaciones más comentadas del 2018. Y no es para menos, esta expansión es gratuita y está disponible para Android y iOS, sacando provecho de los más de mil millones de usuarios de la red social.

IGTV está especialmente diseñada para crear videos en formato vertical, dándole mucho más poder a los móviles. Además, permite a los usuarios comunes publicar hasta 10 minutos de video, mientras que quienes poseen cuentas verificadas pueden compartir hasta una hora de contenido.

Al igual que en la aplicación original te permite darle “me gusta” o comentar los videos de los canales que seguís, e incluso compartirlos con otros usuarios a través de un mensaje directo.

Una competencia de popularidad

Esta aplicación está diseñada para aumentar el tráfico de usuarios en Instagram, estimular la interacción entre los miembros, y hacer que las celebridades e influencers estén mucho más conectados con su público, pero la pregunta del millón es si IGTV será tan poderosa como para lograr que los youtubers migren a su plataforma.

Leer  Las claves de una campaña de email marketing exitosa

Bueno, si bien es probable que se vuelva una herramienta popular entre los usuarios, especialmente en el público joven, por ahora IGTV no está en condiciones de hacerle frente a YouTube, y es que de acuerdo con Kevin Systrom, CEO de Instagram, por ahora los videos de la aplicación no podrán ser monetizados.

En una jugada más que razonable, la cabeza de la compañía aseguró que en un principio la extensión no contará con publicidades pagas, probablemente para estabilizar su popularidad entre los usuarios, sin que estos sean víctimas de promociones invasivas que los hagan desistir de la aplicación.

Sin embargo, Systrom aseguró que eventualmente el camino lógico sería llegar a un acuerdo con los creadores de contenido para hacer dinero a partir de IGTV, aunque no dio mayores detalles al respecto.

Así que, si bien por ahora esta opción se presenta únicamente como una herramienta para ampliar el alcance de las redes sociales, en el futuro cercano podría erigirse como el nuevo rey del mercado de videos. ¿Estás preparado para esta nueva forma de comunicación?

Notas Relacionadas