En esta época, la manera en la que se hacen las cosas cambia cada vez más rápido y muchas personas buscan ser sus propios jefes. Gracias al internet, lograr este objetivo se hace más accesible que nunca ya que el eCommerce es una forma emocionante y práctica de alcanzar el éxito y generar ingresos.

Este modelo de comercio es muy diferente a las tiendas típicas que venden productos en línea, ya que requiere más que elegir el nombre de la empresa y hacer el listado de los productos disponibles y su venta. Si no se recibe el suficiente tráfico de clientes en el sitio web, incluso las mejores ideas de negocio pueden fracasar.

Abrir un eCommerce puede ser muy difícil si no sabés exactamente cómo comenzar uno y por esta razón, te explicaremos los pasos necesarios que debés seguir para crearlo.

Pensá bien qué es lo que deseas vender

Elegir un nicho es el paso más importante para abrir tu futuro negocio en línea, ya que es la manera más rentable de mantener una tienda al haber competidores con cientos de productos y docenas de categorías diferentes como Amazon, por lo que debés empezar a identificar a las empresas exitosas que ya trabajen en el área que desees y que esta sea competitiva, ya que suele indicar que existe un mercado ansioso de obtener el bien o servicio que qurés vender.

Investigá los posibles modelos de negocio

No existe una sola estructura de negocio que funcione para todo el mundo, por lo que antes de decidir qué vender en línea se debe comprender los diferentes tipos disponibles de modelos comerciales como el dropshipping y los servicios o venta de productos basados en suscripciones.

Leer  Cybermonday y Black Friday: ¿Sumar o no nuestras marcas?

Seleccioná productos que representen la imagen de tu empresa y clientes

Al haber identificado un nicho y modelo comercial, lo siguiente será elegir los productos o servicios que estarán a la venta. Para esto, la marca debe tener una imagen y personalidad que coincida con las expectativas de los clientes y lo que ellos deseen comprar.

Establecé tu marca y negocio

Si deseas que tu eCommerce sea exitoso, necesitás una marca que se conecte con tus clientes. Esto puede lograrse con los colores de la empresa o un eslogan. De igual manera, antes de pensar en estos detalles hay unos requisitos básicos que debes seguir:

-Registrá el nombre de la empresa.

-Elegí el nombre de la tienda o negocio en línea (no necesariamente tiene que ser el mismo de la empresa). Asegúrate que el nombre se ajuste a tu nicho.

-Obtené todos los papeles necesarios para abrir el negocio con el objetivo de que todo esté en regla.

-Encontrá proveedores que se adecuen a tus requerimientos y que deseen hacer negocios a largo plazo.

-Creá el logotipo, eslogan y elegí los colores que representarán a tu marca o empresa.

Construí la página web de tu eCommerce

Una vez que hayas registrado a tu empresa y comenzado a pensar en el diseño, debés registrar el nombre de dominio y las URL de redirección que puedan ser relevantes. Además, cualquier diseño que elijas debe ser compatible con el software de tu eCommerce.

Elegir uno de estos no es tarea fácil ya que se debe evaluar cuidadosamente características como la velocidad de carga, la compatibilidad con diferentes formas de pago, que tenga optimización para motores de búsqueda (SEO) y más.

Leer  Cómo mejorar la presencia e interacción en Twitter

Atraé clientes a tu eCommerce

Una de las características más importantes que debe tener la página web de tu eCommerce es que esté optimizada, ya que es la manera más práctica de dirigir el tráfico a tu sitio. Para ello, se tiene que tener en cuenta las palabras clave y los términos de búsqueda en cada página de la tienda, en sus URL y en sus campañas publicitarias.

Una vez que cumplas con todas estas condiciones estarás preparado para dar origen a tu propio negocio y comenzar a competir por el éxito.

Notas Relacionadas