¿Qué es el Black Hat como técnica de SEO y cómo puede volverse una herramienta valiosa en cuanto a estrategias digitales?

Si manejamos un sitio web, debemos tener presente la palabra “SEO” en nuestras metas. Estas tres siglas, del inglés Search Engine Optimization  (optimización en motores de búsqueda), se refieren al posicionamiento que obtiene una página al ser tecleada en los buscadores habituales.

De ellas va a depender mucho la visualización que tenga nuestro contenido. Una gran cantidad de lectores solo ingresa en las primeras páginas que resultan de la búsqueda, de allí la necesidad de que no  quedemos relegados a bajos lugares en el proceso de respuestas.

Existen métodos convencionales para hacer que un artículo obtenga mejor lugar en las listas de búsqueda, así como también hay quienes prefieren utilizar el método del Black Hat.

El Black Hat, o Sombrero Negro, consiste en el uso de técnicas fuera de lo común para lograr un mejor posicionamiento en los sistemas de resultados, pasando desapercibidos ante las normativas de los buscadores.

Estas técnicas, si bien no son las más legales o recomendables, sirven mucho a algunas páginas dependiendo de lo que se esté dispuesto a hacer para aumentar el motor de búsqueda y recibir más visitas en nuestro sitio web.

A continuación, la explicación de lo que requieren algunas de las técnicas más habituales para que el Black Hat resulte rentable. Estas funcionan como artimañas no ortodoxas pero servibles al momento de lograr una mejoría en el SEO.

  • Uno de los métodos más utilizados y funcionales en el tratamiento del marketing digital, y que al mismo tiempo es una técnica de Black Hat, es el Keywords Stuffing o Spamming Keywords. Esta acción que consiste en repetir palabras o frases claves en nuestro texto, puede conseguirnos un posicionamiento que logre que se nos visite con mayor facilidad.
Leer  ¿Quién es quién en Marketing Digital?

 

  • Otra modalidad de Black Hat es el Spamming, permitido algunos sitios en los que puedes escribir sin descanso lo que quieras para conseguir más visitas a tu página. En algunos portales el spam puede ser penalizado con bloqueo, así que debe ejecutarse con cuidado.

 

  • El “Texto Oculto” es la técnica de Black Hat que funciona alineando el color de nuestro texto con el de la plataforma en la que será compartido. Con esto se busca crear contenido que sea percibido por los buscadores, y nos dé una mejor posición, pero que sea invisible para los visitantes del sitio.

 

  • Una técnica que actualmente no tiene tanta cabida es el Consiste en mostrar al buscador un contenido mientras que se les suministra otro a los usuarios. Este método ha perdido validez ya que Google es demasiado exigente con las normas para lograr un buen SEO.

 

  • Encontramos también el Backdoor o puertas traseras, cuya finalidad es crear enlaces ocultos en sitios web ajenos. Una práctica bastante riesgosa que, de realizarse, debe hacerse con cautela ya que como consecuencia puede tenerse un bajo lugar en los sitios o incluso la eliminación del sitio en el índice de búsqueda.

Conseguir mejoría con estas técnicas SEO es posible, sin embargo no es recomendable, pues son muchas las repercusiones que pueden generar tales métodos.

Algunas acciones, lejos de ayudarnos a ser más visualizados, nos generarán multas o limitaciones por parte de Google y demás buscadores, por esa razón la mejor acción posibles es consultar con un experto en marketing digital, e invertir en la promoción y publicidad de nuestra marca, producto o servicio.

Leer  Herramientas para potenciar tu productividad

Notas Relacionadas